miércoles, 25 de marzo de 2015

DEL LIBRO: Danzas de los tecuanes, AQUÍ LES MOSTRAMOS UNAS BREVES LÍNEAS DE UNO DE LOS CUENTOS QUE CONTIENE ESTE LIBRO.

 ...
Pero los perros de caza no se acobardaron y atacaron a la Fiera, al mirar esto los cazadores salieron de su estupefacción  e iniciaron el ataque, se colocaron de manera estratégica para sitiar al Jaguar-Nagual. Mientras los nativos lo distraían con sus lanzas y flechas, los españoles dispararon sus armas de fuego, a pesar de su agilidad, el felino fue alcanzado con una bala en su lomo, gravemente herido intentó huir pero accidentalmente cayó en un barranco, en  donde finalmente murió. Quedó en su forma de Jaguar. Y para evitar que el nagual se reanimara se optó por cortarlo en pedazos y repartir sus piezas en distintos rumbos para que nunca pudieran unirse y darle vida nuevamente.

Y así fue cazado este poderoso nagual. Después de esto, la hacienda y los pueblos de la región convivieron armoniosamente, pero pronto esta historia quedó en el olvido y el hacendado volvió a apropiarse de las tierras de los pobladores e inventó leyendas  para desacreditar a los naguales.
...
Extracto de: 5.3.-Cuento del poderoso nagual defensor,
 De la sección de: 5.-Cuentos y leyendas sobre Tecuanis
Del libro: DANZA DE LOS TECUANES

© Texto: Óscar Cortés Palma

https://www.facebook.com/danzadelostecuanes



LIBRO DE LOS TECUANES



Información obtenida del libro LOS TECUANES.
Si deseas adquirir este libro, llama al  cel: (735 150 69 20 o envia un correo a: cami17_4@hotmail.com; o www.facebook.com/OscarCortesPalma

lunes, 2 de marzo de 2015

FERIA DE TEPALCINGO. La más importante del estado de Morelos

FERIA DE TEPALCINGO.
La más importante del estado de Morelos
Por Óscar Cortés Palma

Los lugares para visitar en el estado de Morelos son muy numerosos. Por ejemplo: la ruta de los Conventos, la ruta Zapatista, los balnearios y el lago de Tequesquitengo, los pueblos mágicos,  las zonas arqueológicas y las ciudades de Cuautla y Cuernavaca.
Pero esta lista no está completa sino mencionamos a la Feria de Tepalcingo, que atrae a decenas de miles de turistas religiosos y comerciantes cada año durante las festividades del Tercer Viernes de Cuaresma. 
Durante esos días de fiesta, el pueblo de Tepalcingo se transforma en un “gigantesco mercado y en un “Lugar Sagrado”, porque recibe desde tiempos ancestrales a miles de peregrinos, a visitantes, a compradores y a comerciantes. Quienes recorren sus calles tapizadas de puestos, gritos de vendedores, gente que compra y vende. En el atrio del Santuario podemos encontrar entre otras cosas a los danzantes y a los peregrinos. Y en las orillas el sol imponente nos brinda un clima cálido que nos invita a visitar alguno de sus balnearios cercanos, como el Balneario de Atotonilco, Morelos.
La Feria del Señor de Tepalcingo en el estado de Morelos y  la feria del Señor de Chalma en el estado de México, son sin lugar a dudas los dos santuarios y centros de Peregrinación más importantes de la Región, solo superados por la Fiesta de la Virgen de Guadalupe en el Cerro del Tepeyac.

A ambas ferias, la de Chalma y la de Tepalcingo acuden miles de peregrinos. En lo que atañe a la feria de Tepalcingo acuden peregrinos de los estados de Oaxaca, Guerrero, Tlaxcala, Estado de México, Jalisco, Michoacán y Puebla. Por mencionar algunos: los peregrinos desde Atlixco, Puebla; San Pedro Muñoztla y San Pedro Tlalcuapan del estado de Tlaxcala.
 Los peregrinos se organizan en grupos desde sus lugares de origen, que en algunos casos son muy distantes,  para realizar su recorrido ya sea a pie o sobre bicicletas. Y no es para menos, ya que en lo que respecta a las ferias de tipo Tianquiztli (que en español significa: mercado tradicional), la Feria de Tepalcingo es la mayor de la República Mexicana.
El monumental mercado que se forma en la feria de Tepalcingo es colosal, porque aquí llegan cientos de comerciantes (pochtecas) de Olinalá, Copalillo, y otros poblados del estado de Guerrero a vender sus artesanías  (Jícaras de cuatecomate, máscaras de zompantle, juguetes de madera, cajitas de Olinaloe etc. A estos puestos los lugareños les llamamos coloquialmente  “las Jicaritas".
Además también se venden en Tepalcingo rebozos, joyería de plata y oro, mimbre para hacer canastas, guitarras de Paracho, sarapes y ropa tradicional, dulces típicos (amaranto, palanquetas, alegrías) de Huazulco, muebles rústicos y tradicionales y muchos productos más de diferentes estado de la república Mexicana.
Por mencionar a algunos comerciantes citaré a los del vecino poblado de Axochiapan, algunos de ellos venden barbacoa de chivo, plantas medicinales, nieves, huaraches, sombreros, tacos acorazados, sandias. Y otros axochiapenses  van a pasear o a visitar a la imagen venerada comunitariamente que se encuentra en el centro religioso del poblado, el cual es un templo o  Santuario, de grandes dimensiones y de estilo barroco, de reciente construcción, ya que fue construida entre 1759 a 1782.
Se cree que anteriormente, la imagen del Señor de Tepalcingo se encontraba en la Iglesia de San Martin y  es probable que la imagen se encontraran años antes en la Iglesia de la Santa Cruz, ya que ambas iglesias son más antiguas que el Santuario, el cual fue construido cuando las anteriores iglesias no fueron capaces de albergar a los miles de peregrinos que llegaban.
Es probable que  desde la época prehispánica Tepalcingo haya sido un centro de peregrinación, porque hay  decenas de  fiestas en el país relacionadas con el 3er viernes de Cuaresma y ninguna tiene tanto esplendor como la feria de Tepalcingo. Y además se tiene conocimiento que al menos desde el año 1743 la imagen del Cristo de Tepalcingo ya recibía miles de visitantes.
Estas festividades evidencian la religiosidad popular, la persistencia del tradicionalismo comercial y la persistencia de las costumbres que los pobladores de esta región tienen probablemente desde la época de la civilización de México-Tenochtitlán. Y que con el paso del tiempo se ha ido modificando algunos aspectos de la feria de Tepalcingo, y otras características aún se mantienen.
Pero sin lugar a dudas,  al realizar esta feria cada año,  los pueblos dela región están creando relaciones de hermandad y conexiones culturales, económicas  de parentesco, y de compadrazgos.
Por eso considero que en la feria de Tepalcingo, es el mercado tradicional más importante  del estado de Morelos y de los estados colindantes. Es una feria que da identidad a la región y por eso los invito para que nos visiten del 4 al 15 de marzo, aquí en el  caluroso, solead,  y gigantesco mercado tradicional de la feria de Tepalcingo, Morelos.

© Fotos: www.facebook.com/FeriaTepalcingoMorelos2013 

© Texto: Óscar Cortés Palma